Juntos somos imparables

Quién nos iba a decir a principios de Marzo que un mes más tarde estaríamos bajo confinamiento en nuestros hogares más de sesenta días por culpa de un maldito enemigo que no podemos ver y que por desgracia a tantas personas se está llevando por el camino. Nuestro más sentido pesar para todas ellas y sus familias.

Quién nos iba a decir que algún día veríamos al 95% de nuestros clientes cerrados por obligación y sólo podríamos trabajar para el resto, aquellos que siguen garantizando que nuestra sociedad puede continuar accediendo a productos de primera necesidad. Todo nuestro agradecimiento a todos ellos así como a todo el personal sanitario que está arriesgándose día tras día por todos nosotros.

Cierto, nadie nos preparó jamás para algo así pero, quién diría que también nos iba a dejar algunas cosas positivas como es sacar lo mejor de nosotros mismos.

Lo mejor de nuestros Trabajadores por adap- tarse rápidamente a esta situación, trabajando unos desde casa y otros manteniendo abiertas las puertas de nuestra empresa acudiendo a ella las horas necesarias para poder seguir dando el mejor servicio posible. Hemos apren- dido que las empresas no son cuatro paredes.

Las empresas son las personas que las levantan cada día sin importar desde donde lo hacen.

Y lo mejor de los Accionistas y Responsables de Grup VIVÓ que siempre han mostrado como principal objetivo velar por la seguridad de su gente así como la de garantizar que nadie se quede fuera de ella a pesar de todas las adversidades, además de dejar claro que mientras haya un cliente abierto ahí estaremos para atenderle como llevamos haciendo desde hace casi 70 años y como seguiremos haciendo en el futuro porque esto es lo que somos y lo que sabemos hacer. Está en nuestro ADN.

Esto no es la historia de una derrota. Esto es sólo un tropiezo en el camino y si algo tiene el ser humano de especial es que cuando se cae, siempre vuelve a levantarse. No importa las veces que caigamos. Siempre, siempre, siempre nos levantamos y lo hacemos más fuertes, más sabios, mejor preparados
y seguro que mucho más humildes.

A todos y cada uno de nuestros clientes os queremos decir de todo corazón: ¡No estáis solos! Tardaremos más o menos en levantarnos pero cuando lo hagamos, lo haremos juntos, como lo hemos hecho siempre, porque juntos somos imparables: somos una familia.

Grupvivo.es

Comparte en tu red social

    Esta entrada también está disponible en: Catalán

    Los comentarios estan cerrados.