burbujas_071_grupvivo_01

 

La producción de cerveza en España alcanzó los 38,4 millones de hectolitros en 2018, lo que supone un crecimiento del 2,2% respecto al anterior ejercicio, manteniéndose una tendencia moderadamente alcista por quinto año consecutivo. Los principales factores que han contribuido a mantener el crecimiento han sido las exportaciones, que volvieron a crecer casi un 3%, y la influencia del turismo, que en 2018 batió el récord de visitantes en España (82,8 millones).

Respecto a los datos de consumo, en 2018 se superaron por primera vez en España los 40 millones de hectolitros, lo que representa un incremento del 1,5% respecto al año anterior, manteniéndose, también en este apartado, una tendencia alcista. En este caso, además del turismo, han sido fundamentales el empuje de la hostelería, cuya facturación ha aumentado un 3,4 % respecto a 2017, y la estabilidad económica y fiscal, que ha contribuido a mejorar la confianza del consumidor.

El Informe pone de manifiesto el vínculo entre el sector cervecero y el hostelero. De hecho, la cerveza no solo continúa siendo la bebida fría más consumida fuera del hogar, fundamentalmente en establecimientos de hostelería, sino que además dos de cada tres innovando en su portfolio Síguenos en Facebook y Twitter cervezas (67%) se consumieron en este canal. Asimismo, el 86% del gasto de los españoles en cerveza también se realizó fuera del hogar. Tanto es así que la preferencia de la cerveza por parte de los consumidores puede suponer hasta el 25% de la facturación de los bares, cifra que alcanza hasta el 40% en el caso de pequeñas empresas de restauración de menos de 10 empleados.

El tipo de consumo mediterráneo de los españoles, acompañando la cerveza de algo de comer, también deja su huella en la hostelería. El consumo de cerveza para acompañar alimentos se ha incrementado también en 2018, año en el que el 38,4 % de la cerveza se ha consumido en comidas o cenas, cuatro puntos más que el año anterior, y cerca del 70 % de las ocasiones de consumo de cerveza se produce en momentos en los que se ingiere algún tipo de alimento.

“Estos datos transcienden el binomio cerveza-tapa y muestran que la cerveza impulsa el consumo de alimento y es un gran dinamizador de la actividad de los locales de hostelería y genera un gran valor añadido”, aclara Emilio Gallego secretario general de Hostelería de España. Además, como consecuencia del hábito de consumo mediterráneo y social, el 93 % del consumo de cerveza fuera del hogar se realiza acompañado de amigos, familia o pareja.

Revistaaral.com

Comparte en tu red social

    Esta entrada también está disponible en: Catalán

    Los comentarios estan cerrados.